SERVICIOS DE CUIDADO O ACOMPAÑAMIENTO PARA PERSONAS MAYORES EN DOMICILIO ¿ CÚANDO Y QUÉ CONSIDERAR?

pexels-andrea-piacquadio-3823542

Cuando una persona mayor se ve enfrentada a cambios en sus rutinas o condición de salud, surgen dudas acerca de la necesidad  de cuidados y tipos de servicios disponibles. ¿ Será necesario un cuidador o cuidadora formal o remunerado?, ¿ Cual será el momento de incorporarlo?, ¿ En qué tendremos que fijarnos?, y así muchas otras más dudas  podrán surgir tanto por parte de la persona mayor como de su familia. Es por eso que Opcionmayor® converso´con  Yazna Gutiérrez, CEO y Fundadora de la Empresa Liv Up, la cual   lleva 10 años brindando servicios de acompañamiento y cuidado a medida,  a personas mayores que  viven en sus casas o residencias y está presente en  Santiago, Quinta región, Concepción y Valdivia.  

A continuación compartimos algunos puntos  de dicha conversación que nos parecieron interesantes.

¿Qué aspectos son importantes al momento de decidir acerca de integrar un servicio de cuidados u apoyo domiciliario?

  1. Identificar  reales necesidades y riesgos: analizando la capacidad para realizar actividades de la vida diaria, como bañarse, vestirse, alimentarse y moverse de forma segura. Preguntándose si ¿puede hacerlas? y si la respuesta es sí, precisar si lo realiza sin ayuda o con ayuda completa o parcial. También es importante poner atención al esfuerzo  o el riesgo que significa para la persona realizar la actividad de forma sola ( ejemplo, bañarse).

  1. Identificar posibles riesgos para la salud y/o  seguridad de la persona mayor al permanecer sola en casa. Algunos de estos son caídas, olvidos en la toma de medicamentos, dificultades para preparar comidas saludables o para mantener el aseo de la casa o la higiene personal entre muchos otros.

  1. Considerar el apoyo familiar disponible: ¿hay familiares con disponibilidad y tiempo para brindar el cuidado necesario? ¿Qué tan lejos viven? ¿Su trabajo permite los cuidados? ¿La condición de salud física o mental de quien cuida pudiera interferir en los cuidados o el propio autocuidado?.

  1. Conocer las preferencias de la persona mayor: ¿cuáles son las percepciones que tiene acerca de cuidadores remunerados? ¿Qué frecuencia e intensidad sería aceptable? ¿En qué tipo de actividades estaría disponible a  recibir apoyo?.

  1.  Identificar si la persona mayor es capaz de darse cuenta como un cuidador remunerado puede ayudar a que pueda seguir viviendo en su propia casa, mantener su rutina y entorno familiar.

¿Qué lleva a  personas o a una familia a optar por apoyo o cuidados en domicilio? 

Existen distintas circunstancias, pero las más habituales son:

1. Permitir que la persona mayor siga viviendo en su propia casa: Muchos mayores prefieren envejecer en su entorno familiar, rodeados de sus recuerdos y pertenencias. A ellos el cuidado a domicilio les permite recibir la atención necesaria sin tener que cambiarse a una residencia.

2. Atención personalizada: Los cuidados a domicilio permiten una atención adaptada a las necesidades específicas de cada persona, teniendo en cuenta sus preferencias, horarios y rutinas, así como también una relación, supervisión y/o atención más individualizada y directa que en contextos de cuidados grupales.

3. Alivio para la familia: Cuando los familiares no pueden brindar todo el cuidado  o apoyo necesario por diferentes razones, contratar cuidado a domicilio puede brindar tranquilidad y facilitar el equilibrio de las responsabilidades familiares, laborales, personales, etc y a la vez garantizar los cuidados y/o atenciones requeridas.

4. Necesidades temporales: por ejemplo, después de una hospitalización o cirugía, para facilitar la recuperación y rehabilitación de la persona mayor en la comodidad de su casa. También pueden contratarse servicios por temporadas por ejemplo, vacaciones o descanso de cuidadores, algún periodo de mayor demanda o de cambios de dinámicas familiares ,entre otros. 

5. Retrasar o evitar la institucionalización: El favorecer los cuidados en casa,  puede retrasar o evitar la necesidad de la persona mayor de trasladarse a otro domicilio o residencia. Tanto porque se brindan las atenciones requeridas en un determinado momento, como también porque ello evita muchas veces riesgos y complicaciones que empeoren la funcionalidad. Por ejemplo, ayudando a mantener una rutina social e intelectualmente más activa, favoreciendo la nutrición, adherencia a tratamientos y controles, evitando caídas, favoreciendo el ejercicio, etc.

6. Requerimientos especiales: por ejemplo en contexto de personas que buscan apoyo especializado para condiciones como puede ser el Alzheimer y otras demencias. Donde una estimulación y acompañamiento personalizado revitaliza a la persona y  disminuye las alteraciones de comportamiento al involucrarse un plan de actividades signiicativas a lo largo del día y un equipo con experiencia en manejo conductual.

7. Mantención y/o enriquecimiento de rutinas:En cuanto al servicio de acompañamiento tiene un rol importante en la mantención de las habilidades, es decir integrar el apoyo de otros para poder mantenerme lo más autónomo posible y mantener las rutinas que son significativas para mí que que por diferentes motivos se pueden estar viendo afectadas ( salir solo de casa, usar transporte, realizar trámites, acudir a eventos sociales o recreativos, realizar compras o viajes, jardinear, realizar carpintería, entre otros). Muchas veces se espera a que la persona tenga una enfermedad o un deterioro notorio antes de incorporar ayudas por una desesperanza errónea en cuanto a los cambios de la vejez. 

¿ Cómo saber qué tipo de acompañamiento o cuidado requiere una persona?

La forma más fidedigna es una valoración geriátrica integral por un profesional o equipo especializado, que oriente a la persona y a la  familia, sobre las necesidades y/o riesgos actuales o futuros tanto en ámbitos de salud como también afectivos, mentales, sociales y de desempeño contidiano. De esa manera hacer poder hacer  el “calce” entre las necesidades y estilo de vida de la persona mayor y las opciones de servicio y recursos existentes.

Si quieres conocer más de este tema, te invitamos a revisar nuestras notas relacionadas que encontrarás al final de  este artículo. 

 

LA EXPERIENCIA LIV-UP

En LIV UP, cuentan con una amplia gama de servicios para personas y familias con distintas necesidades, los cuáles puedes revisar AQUÍ  

¿En qué consisten los servicios que brinda LIVUp?

LIV UP  tiene dos grandes líneas de servicios, llamados respectivamente Acompañamiento y Cuidados. Aquí te contamos un poco de estos pero dado que su oferta es amplia y variada te invitamos a revisar su página y contactarlos para más detalles. 

Acompañamiento: Este servicio está dirigido a personas mayores que pueden realizar las actividades básicas  de la vida cotidiana por su cuenta ( bañarse, caminar, contener esfínteres, vestirse, comer y ocuparse de su cuidado personal *) y continúan viviendo en su propio hogar. Pero encuentran pequeñas dificultades o desafíos  en el día a día, para las que requieren ayuda y compañía. Tiene, por lo tanto, un fin de mantención de habilidades y prevención  de deterioro físico o cognitivo que ponga riesgo la independencia de la persona. Es bueno considerarlo cuando la persona mayor se siente sola o la familia detecta primeras pequeñas señales de cambios conductuales (problemas de memoria, aislamiento, falta de interés de hacer cosas).

Consta de sesiones de  3 horas, dos,  tres o más veces por semana con el objetivo de potenciar la  autonomía, por medio de actividades que conecten a la persona mayor con su entorno y lo mantengan activo física y cognitivamente de acuerdo a sus preferencias e intereses. Involucra: conversación activa, juegos de salón, estimulación física y cognitiva a  medida, salidas fuera de casa para trámites, compras o citas médicas, y recordatorio de toma de medicamentos. Existen servicios que además incorporan el servicio de conductor. 

Cuidados:  Este servicio está dirigido a personas mayores que ya tienen algún grado de dificultad en las actividades básicas de la vida diaria (*). Pueden estar en una situación post-operatoria o tener alguna enfermedad como Alzheimer, Parkinson, accidentes vasculares, problemas artículares o de distintos sistemas del organismo.

Para estas situaciones cuentan con servicios que van desde el apoyo en  higiene personal ( visitas de 2 horas 1 o más veces por semana para apoyar en baño, vestimenta, lavado de pelo, etc), pasando por cuidados de respiro  visitas  2 o 3 veces por semana) hasta cuidados  24hrs 7 días a la semana. En el caso de cuidados de respiro u otros, realizan  turnos de 8 a 24 horas para dar apoyo en la realización de actividades tales como higiene personal, toma de medicamentos, alimentación y desplazamiento. También incluye estimulación física y cognitiva a la medida. Pueden realizarse en la casa de la persona mayor, en una residencia de mayores o durante una hospitalización. Para conocer los distintos servicios, le invitamos a revisar aquí .

¿ Cómo se relaciona LIV UP con el uso de tecnología para los cuidados?

El monitoreo remoto es una estrategia que fortalece el cuidado no invasivo y es un aspecto altamente valorado por la mayoría de las personas mayores. Si además ese monitoreo alimenta, vía Inteligencia Artificial, un patrón de comportamiento, permite identificar tempranamente cambios en la persona que pueden estar hablando de  posibles complicaciones u  enfermedades.

En  LIV UP tienen experiencia  trabajando con un  pastillero inteligente y así contribuir a la adherencia de fármacos y prevenir complicaciones y descompensaciones  de enfermedades crónicas. Para saber más, haz click aquí

 

SI TE INTERESÓ ESTE TEMA TE INVITAMOS A LEER NUESTRAS NOTAS: 

¿ CÓMO ELEGIR Y ENTREVISTAR A  CUIDADORES DE PERSONAS MAYORES?  

CUIDADORES: ¿ QUÉ ES EL ESTRÉS O SOBRECARGA DEL CUIDADOR?

¿CÓMO APOYAR Y ACOMPAÑAR A MI FAMILIAR HOSPITALIZADO?

También te puede interesar estos artículos: 

Dejar un comentario