EMERGENCIAS VERANO 2024 – TIPS PARA PERSONAS MAYORES, SUS FAMILIAS Y PROFESIONALES

aadaf8fb-d05b-45a5-9284-1e60fbb0dd07

 

En este momento muchas familias están sufriendo por los incendios en la Quinta región, ya sea por que se han visto directamente afectados en sus personas y/o bienes, se sienten amenazados ante la incertidumbre o se encuentran en otros lugares angustiados y con impotencia por no poder ayudar o evitar que sucedan estas catástrofes. También puede ser que a través de los medios, personas en otros sectores revivan emociones en relación a catástrofes que vivieron en el pasado.

 

En opcionmayor queremos acompañarles con algunos tips tanto para prevenir futuras emergencias en otros territorios como para orientar a quienes lo puedan necesitar en las zonas de emergencia actual.

Índice de contenido

1.¿POR QUÉ SON IMPORTANTES LAS EMERGENCIAS PARA LAS PERSONAS MAYORES?
2.¿CÓMO PREVENIR LOS INCENDIOS?.
3.IDENTIFICAR REDES.
4. PREPARAR UN KIT DE EMERGENCIA.
5.¿QUé hacer EN PRESENCIA DE UNA EMERGENCIA?.
6.¿QUÉ MÁS PUEDO HACER PARA CUIDAR MI SEGURIDAD?.
7.SITUACIONES ESPECIALES.
 

¿ Por qué son importantes las emergencias para las personas mayores? 

Los mayores de 65 años tienen mayor riesgo de morir en un incendio y a mayor edad más riesgo.
La presencia de problemas físicos, de memoria, fumar o vivir con un fumador, consumir alcohol o  fármacos que causen sedación, además de habitar en viviendas en regulares condiciones se asocia mayor riesgo de daño y muerte frente a incendios.

¿Cómo prevenir los incendios? 

Prevenir es tarea de todos, ya que nadie está exento de verse involucrado o afectado y hay medidas simples con las que cada uno puede contribuir. 

Algunas medidas generales  a considerar:

  • Nunca deje la cocina prendida sin supervisión. Si cocina o fuego lento o está horneando algo, use alarmas o relojes como recordatorio. No salga de casa, ni aunque sea por minutos, si la cocina está prendida.  Preocúpese de no dejar elementos inflamables ( paños de cocina, tomaollas, servilletas, etc), cerca de los quemadores de la cocina.  Cuide sus mangas al cocinar, ya que la ropa suelta puede prenderse con facilidad. Tenga una tapa de olla siempre a mano cuando esté cocinando ya que si lo que está cocinando se enciende o inflama, puede servir para aplacar el fuego.

  • Mantenga despejado el entorno de su casa, saquemos basura y elementos inflamables. Si ve  algún vecino que tiene acumulación de elementos en su terreno ( basura, maderas, escombros, pastizales, etc) que pueden pueden constituir foco de incendio o favorecer la propagación, puede  acercarse a él directamente para ofrecer apoyo en la tarea ( hay personas que no tienen las capacidades físicas, intelectuales y/o económicas para despejar su terreno) o acercarnos al Municipio para reportar la situación.

  • Use parrillas o braseros solo en lugares abiertos, nunca bajo techo y siempre a más de 3 metros de la construcción. No los utilice los días en que hay viento u ola de calor. 

  • No fume dentro de casa y si fuma, use cenicero y moje las colillas con agua para asegurarse que se apaguen. Nunca deje un cigarro o colilla sin asegurarse que está 100% apagado. Si en una casa observa marcas de quemaduras en telas, ello indica que hay situaciones de riesgo porque cada “ marca de cigarro” es un potencial incendio que no se generó y en el futuro la situación puede ser distinta.

  • Tenga presente que el que exista un fumador en casa es el principal riesgo de incendio en hogares donde viven personas mayores de 65 años y que la cocina es donde se genera la mayoría de los incendios. 

  • No utilice el horno o los quemadores de la cocina como medio para calentar el ambiente. Utilice solo estufas. Recuerde que salvo la calefacción eléctrica, el resto de los calefactores generan combustión y por ello es importante mantener los ambientes ventilados.  Revise los cables de las estufas antes de utilizarlas. Nunca ponga estufas sobre muebles. Deje al menos 1 metro y medio de distancia entre cualquier estufa y material que se puede inflamar o quemar, persona o mascota.

  • Si hay luminaria o electrodomésticos que utiliza solo ocasionalmente y que mantiene almacenados, revise siempre los cables antes de volver a utilizar, considere que un roedor los puede haber mordido y aunque hayan sido guardados en buen estado, ahora pueden estar rotos o “ pelados”.

  • Enchufe solo un electrodoméstico  (refrigerador, lavadora, secadora, etc) grande por enchufe, así evitamos sobrecarga. Los alargadores y “ zapatillas de enchufe” debiesen ser solo para uso excepcional. Si los usamos de forma permanente, es probable que sea más seguro instalar un nuevo enchufe a la pared por técnico autorizado. 

  • No utilice velas para evacuar durante una emergencia. Nunca deje una vela encendida sin supervisión, Cuando utilice una vela, hágalo en superficies firmes y despejadas, cuidando que no quede nada que se pueda prender a su alrededor. Nunca duerma o salga de casa y deje velas prendidas. Si le gusta prender un vela frente a la imagen de un ser querido o para orar, utilice velas a pila, son hermosas, baratas y seguras para todos.

  • Si usted es profesional de la salud o las ciencias sociales y en visita domiciliaria identifica situaciones de riesgo, eduque al respecto y oriente en caso que se requieran recursos externos ( ejemplo municipales) para resolver alguna situación. 

  • Considere la instalación de sensores de humo y de monóxido de carbono. El humo es una mezcla mortal de partículas y gas que se forma cuando los materiales están en llamas. Los detectores de humo advierten que hay un incendio antes de que usted pueda ver, oír u oler.

  • Conozca dos salidas de cada habitación. Evalúe factibilidad de salir por ellas y practique  usando ambas. Verifique que puertas y ventanas abran de forma expedita y no estén bloqueadas u obstruidas.

  •  Elimine cualquier elemento que pueda bloquear  salida de habitaciones o de su hogar. No sabemos cuando nos podemos ver envueltos en una emergencia. 

  • Mantenga  sus anteojos, llaves, audífonos,  y un teléfono al alcance de la mano al momento de acostarse. Si usted usa bastones o andador, debe dejarlos también a mano por si requiere incorporarse de forma rápida a cualquier hora del día.

  •  Practique el simulacro de escape en caso de incendio en su hogar dos veces al año.

  • Mantenga su vehículo con  al menos medio estanque de bencina en caso que requiera evacuar hacia otro sector.

  • Si usted no conduce habitualmente, en caso de emergencia evite hacerlo. Así como también utilizar vehículos que no está acostumbrado a conducir. 

No prenda fuego, fogatas, braseros, ni realice quema de pastizales en la época de mayor calor. Denuncie situaciones de riesgo o irregulares. La seguridad es tarea de todos. 
IDENTIFICAR Redes: 
  • Identifique cuáles son las redes de apoyo cercanas (familia, vecinos, amigos, etc.) y las instituciones a las cuales pudieras pedir ayuda (CESFAM, Municipalidad, Junta de Vecinos, Carabineros, Bomberos, Iglesia, albergues, etc.) para saber y tener claro dónde asistir en caso de una emergencia.

  • Si usted o un conocido tiene riesgo de quedar confinado a su casa en caso de emergencia ya sea porque tiene problemas de movilidad u otro motivo, acérquese a su equipo de salud, municipio, bomberos o carabineros para dar cuenta de dicha situación y tener un plan en caso de emergencia. 

  • Tenga pleno conocimiento del hogar, sector y riesgos geográficos (pueden ser derrumbes, inundaciones, desbordes de ríos, etc.) del sector donde habita. Es muy importante que conozca las zonas seguras y vías de evacuación, como también los medios de transporte y la conectividad del lugar.

PreparAR un kit de emergencia: 

En una mochila o bolso impermeable te recomendamos llevar estos elementos:

  • Agua, se consideran dos litros por persona al día. Recomendamos incluir botellas chicas para facilitar su traslado.

  • Tres dosis de sus medicamentos habituales. Ello puede dar tiempo para mantener su uso en caso de emergencia y poder conseguir para le resto del tratamiento.

  • Comida enlatada, barras energéticas y comida deshidratada. Si las personas tienen dificultad para tragar, los colados pueden ser una alternativa útil.

  • Abrelatas manual

  • Linternas y baterías o pilas. Las linternas frontales ( esas que se ponen en la frente), son prácticas para situaciones de emergencia ya que nos permiten tener las manos libres.

  • Radio portátil con pilas adicionales

  • Botiquín de primeros auxilios

  • Copias de las recetas de medicamentos de uso crónico.

  • Elementos especiales del adulto mayor o cualquier ayuda técnica para la persona (bastón, andador, etc). Considerar las necesidades específicas en pacientes en diálisis o uso de oxígeno domiciliario, por ejemplo.

  • Llaves de repuesto de la casa y el auto.

  • Repelente para mosquitos si es pertinente a la zona donde se encuentra.

  • Dinero en efectivo.

  • Cargador extra para el teléfono móvil.

  • Al menos una muda de ropa para recambio. En caso de personas con demencia se recomienda poner identificaciones en la ropa o contar con un lápiz marcador permanente para marcar en caso de necesidad.

  • Una manta o frazada para abrigo.

  • Copia de documentos de identificación.

  • Cuente con mascarillas en caso de que sean necesarias por ejemplo incendios o erupciones volcánicas.

  • Si eres cuidador de una persona mayor con dependencia es importante dejar por escrito las rutinas de cuidado especial o específicas del paciente. Recuerda tener a mano una fotografía actual del adulto mayor en caso de extravío.

En presencia de una emergencia: 
  • Mantenga la calma.

  • Evacúe oportunamente. Si hay alertas cerca de su sector y puede evacuar preventivamente, hágalo. No espere  a que el riesgo sea inminente.  Si puede ir pasar unos días o temporada.

  • Si el riesgo es inminente, salga rápido de la casa y quédese afuera. ubíquese en un sector donde sea visible para equipos de apoyo.

  • Nunca regrese para buscar personas, mascotas o cosas. Lo más importante es su vida.

  • Toque la manilla y las aberturas alrededor de la puerta antes de abrirla. Si siente calor, deje la puerta cerrada y use la segunda salida que tiene considerada en su plan.

  • Si no viene nadie tras suyo, cierre las puertas cuando salga para ayudar a bloquear el avance del fuego.

  • Si debe escapar a través del humo, tírese al suelo y arrástrese por el suelo hasta la salida. Si la ropa se enciende, tírese al suelo  y gire sobre su cuerpo para apagar el fuego. Si el fuego está en una persona que no puede tirarse al suelo, envuélvala con una frazada no inflamable para apagar el fuego.

  • Si no puede salir, mantenga la puerta de su habitación cerrada y cubra las rejillas de ventilación y las aberturas alrededor de las puertas con tela o cinta adhesiva para impedir la entrada del humo.

  • Si no puede salir y hay un teléfono en la habitación, llame al 132 o al número de emergencia del departamento local de bomberos. Quédese donde está, acérquese a la ventana y pida ayuda con un paño de color claro o con una linterna.

  • Infórmese a través de canales oficiales cuál es el tipo de emergencia o desastre (terremoto, tsunami, incendios, derrumbes, inundaciones, erupciones volcánicas, tormentas, etc.) y los problemas que tienen asociados.

  • Limite la televisión a momentos informativos, evite ver reportajes sobre la tragedia que solo aumentarán su angustia y no le contribuirán con información de utilidad.

  • Acompañe a otros mayores  a ubicarse en las zonas de seguridad física disponibles dentro del domicilio o en zonas de evacuación dispuestas por las autoridades. En caso de que no se pueda regresar al hogar, buscar el albergue establecido más cercano.

  • Identifique si la persona mayor presenta signos de angustia psicológica (como agitación, apatía, enojo, ansiedad, confusión, pérdida de la memoria, aislamiento, etc.) y transmitirle apoyo, calma y seguridad.

  • Revise rutinas de descanso de la persona mayor dependiente y su cuidador. Asegúrese de buscar un lugar seguro para que puedan descansar.

  • Mantenga su kit de emergencia a mano.

¿ Qué más puedo hacer por mi seguridad? 

-Mantenerse firme y en buen estado de salud.

-Prevenir caídas. Mantener suelos y pasillo despejados y sin obstáculos, use zapatos cómodos y seguros.

-Manténgase  articulado con mi red y comunidad.

-Conocer mis habilidades y necesidades.

 

 

Situaciones especiales: 

En periodos de mayor riesgo, responder algunas preguntas por anticipado puede permitir actuar luego con más claridad y rapidez.


-¿Qué pasará con las mascotas?

-¿Cómo se contactará con sus familiares durante el periodo de emergencia?

-Si tiene ganado, evalúe si es posible y/o necesario evacuar con antelación y como se garantizará su alimentación.

-Si la persona debe dejar su hogar como parte de una evacuación preventiva y se siente angustiada por estar dejando su historia atrás, pregúntele que 3 cosas que sean factibles de llevar querría conservar en caso que lo perdiera todo y vea posibilidad de llevar al menos 1.

Esta nota fue preparada por  Dra Marilú Budinich Villouta, Geriatra y Equipo de www.opcionmayor.com

También te puede interesar estos artículos: