10 CONSEJOS PARA UN ENVEJECIMIENTO SALUDABLE

pareja-mayor--scaled

No existe una varita mágica para lograr un envejecimiento saludable, pero sí una serie de hábitos y estilos de vida que nos pueden ayudar una tener una mejor salud a lo largo de toda nuestra vida y por ende influir en el proceso de envejecimiento. En opcionmayor te invitamos a revisarlos e integrarlos a tu vida. Nunca es demasiado temprano ni demasiado tarde!

1.Aliméntate bien

Una dieta variada y equilibrada es fundamental. Las frutas y verduras son nuestros mejores aliados. Por el contrario los alimentos grasos y el azúcar, deben consumirse con moderación.

Ten siempre presente las recomendaciones de tu equipo de salud en consideración a tus antecedentes médicos ( diabetes, hipertensión, colesterol alto, etc).

2. Cuida tu cuerpo

Hacerse chequeos médicos periódicos ( al menos 1 vez al año o según te haya indicado tu equipo de salud) es importante para optimizar la salud, como también para poder detectar a tiempo posibles irregularidades.

Si tienes enfermedades crónicas, mantén los controles habituales y los tratamientos farmacológicos indicados, como también las recomendaciones que corresponden a fármacos como son: estilos de vida, régimen adecuado a las patologías, actividad física diaria, entre otras, ya que son tan fundamentales como la prescripción de cualquier fármaco. 

3. Cuida tu mente.

No normalices las quejas de memoria, cuando estas aparecen o interfieren en la realización de tus actividades habituales. 

Cuida tus horas de sueño por la noche, evita dormir en el día, así dormirás mejor en la noche.

  1.  

4. Evita riesgos.

El tabaco y el consumo abusivo de alcohol claramente no juegan a tu favor. Reduce su consumo o elimínalo completamente. Se conciente de tus fortalezas y evalúa siempre antes de realizar cualquier actividad física, como lo harás con el fin de no sobrecargarte ni lesionarte.

  1. Lee libros o revistas, participa en debates o incluso puedes aprender a utilizar internet o iniciarte en las redes sociales. 

  2. Mantén reuniones con otras personas, siempre puedes tener nuevos aprendizajes

  1. Los paseos diarios son una de las mejores actividades, siempre respetando la capacidad de cada uno.

  2. Ten siempre presente que el ejercicio te beneficiará en muchos aspectos de salud física y mental, por lo que debes incorporarlo como hábito

  1. Cambiar la bañera por una ducha o adaptar las alturas de electrodomésticos como la lavadora puede prevenir lesiones musculares por malas posturas. 

  2. Evaluar lugares en los que se requiera instalar barras de apoyo, huinchas antideslizante en el suelo.

  3. Ubicar la habitación de acuerdo a la funcionalidad y autonomía (primer piso, luminosa, sin escaleras, etc).

Salir de casa, relacionarse, informarse, conocer cosas y personas nuevas ampliará nuestro círculo social. Visitar museos, ir al teatro o salir a cenar te ayudará a tener una actitud positiva y a tener aspiraciones, mantiene motivación.

  1. Si tus hijos ya son mayores o estás jubilado, aprovéchalo. Ya no tienes que estar pendiente de todo, disfruta de este merecido descanso y aprovecha para hacer esas cosa que siempre has querido hacer. 

  2. Si por otro lado quieres seguir trabajando, hazlo! Con la intensidad que no implique mayor stress.

  3. Si tienes nietos, puedes considerar actividades entre ustedes que les permita tener experiencias que serán inolvidables para ambos.

10. Aceptar el envejecimiento y disfrutarlo

  1. La etapa del envejecimiento, es otra etapa más en la vida, con cambios que van ocurriendo en nuestro cuerpo y nuestra forma de pensar, pero esto no significa que no puedas disfrutar, ni continuar realizando actividades. La experiencia y la sabiduría afloran, acepta este nuevo rol e intenta sacarle el máximo partido.

  2. El autocuidado, el despego y la resiliencia son algunas de las características que nos ayudarán a vivir esta etapa de la vida.

También te puede interesar estos artículos: