¿ CÓMO APOYAR Y ACOMPAÑAR A UNA PERSONA MAYOR HOSPITALIZADA?. TIPS PARA FAMILIARES

5 (Demo)

La hospitalización en algunos casos puede ser compleja para personas mayores más frágiles, quienes pueden presentar complicaciones asociadas a estas, independiente que el problema que motivó el ingreso sea resuelto durante la hospitalización. Entre esas complicaciones se encuentran: la desorientación, pérdida de autonomía, problemas nutricionales, depresión, problemas del sueño, deterioro de la marcha, entre otras.

Como sabemos no todas las personas mayores son iguales y son algunas las que pueden estar en mayor  riesgo de desarrollar dichas complicaciones. Especial atención se debe poner en las personas que tienen:

-Más de 80 años

-Antecedentes o diagnóstico previo de demencia, alzheimer o depresión

-Dificultades para ver o escuchar

-Deterioro en sus habilidades cotidianas ( caminar, vestirse, tareas domésticas, entre otras)

-Historia de caídas 

-Múltiples hospitalizaciones previas,

-Baja de peso

Por lo anterior en opcionmayor te queremos compartir algunos tips para que seas agente activo en la prevención de riesgos asociados a la hospitalización de tu familiar y colabores con el equipo de salud, ya que un familiar o acompañante informado y alineado con el equipo de salud puede ser una herramienta clave durante la hospitalización, permitiendo beneficios como: favorecer la mantención de habilidades cotidianas durante la hospitalización, disminuir el riesgo de desorientación o confusión, contribuir a un mejor ánimo  y sueño, mejor nutrición,  prevenir caídas, entre otros.

La compañía podrá ser brindada por familiares, amigos o cuidadores profesionales según la disponibilidad de tiempos, recursos y los requerimientos de cuidado. Para que su presencia sume beneficios a la estancia de su familiar o ser querido, es fundamental  mantener un vínculo respetuoso y de colaboración con el equipo de salud, del cual usted también será parte.

¿ Qué puedo hacer cuando acompañe o visite a mi familiar ? 

  1. Transmitir calma a través de la conversación y mi conducta.  Usar tono de voz claro y pausado. 

  2. Dar tiempo para que la persona pueda expresarse y/o responda a preguntas. 

  3. Asegurar a que la persona tenga acceso a sus anteojos, audífonos y/o prótesis dental si corresponde.

  4. Leer relatos agradables, conversar sobre aspectos que relajen  o entretengan a la persona. Brindar periódico o revistas si la persona puede leer.

  5. Evitar conversaciones negativas o desagradables que no sean necesarias.

  6. Regular el volumen de música o televisión, eligiendo contenidos agradables, que sean de gusto de la persona mayor y que no generen preocupación. A veces las noticias violentas o reportajes repetitivos pueden generar angustia o pesadillas, sobre todo en personas que pueden estar algo confusas en contexto de la hospitalización.

  7. Favorecer la orientación brindando  elementos como relojes, calendarios, fotografías y elementos familiares.

  8. Saludar e identifícarse al llegar y orientar constantemente. Quíenes somos, que es lo que sucede, donde estamos  y que estamos haciendo. 

  9. Favorecer la caminata acompañada y apoyar a la persona  para se pueda levantar de forma segura diariamente a  silla o sillón. Para esto siga las indicaciones del equipo de salud, tanto para saber si es apropiado que la persona pueda hacerlo y que usted tenga de que manera apoyar.

  10. Favorecer el acceso al inodoro y ofrecer idas al baño o acceso a dispositivos como urinarios, chatas o patos por horario. En ocasiones podrá asistir a la persona directamente en aspectos vinculados a la continencia  y en otras notificar para que se ayude a la persona con algo específico,  es por ello que la coordinación con el equipo es fundamental.

  11. Colaborar a que la persona reciba el aporte de líquidos  y alimentos de acuerdo a  lo indicado por el equipo de salud. Por ejemplo, hay personas hospitalizadas a las cuales se les deja su bandeja de comida enfrente pero a menos que se les motive a comer o se les acompañe no comerán. Por otra parte, en las personas mayores existe una disminución de la sensación de sed por lo tanto, no se debe esperar a que la persona reporte sed para ofrecer líquido si este está disponible e indicado.

  12. Favorecer la participación de la persona en actividades de autocuidado  como peinarse, lavarse los dientes, arreglarse y contribuir  así a que mantenga su rutina y autoestima.

  13. Cuidar el sueño y ciclo sueño vigilia con medidas como diferenciar día y noche tanto por la iluminación (privilegiando luz natural en el día) como también mediante las rutinas, por ejemplo: pasar el día levantado o en un sillón y utilizar la cama para noche, usar ropa de fácil postura en el día y pijama en la noche. Evitar: ruidos molestos o excesivos durante la noche (ejemplo música o conversaciones fuertes), prender la luz de toda la habitación para atender a una persona si la habitación es compartida, evitar despertar de madrugada y oscuro si no es necesario. Limitar la cantidad de siestas durante el día pero a la vez permitir que la persona tenga momentos de actividad y de descanso durante el día. 

  14. Nunca  brinde medicamentos por cuenta propia. Durante la hospitalización la persona debe recibir los medicamentos que le indique el equipo de salud. Si usted cree que falta algún medicamento o que su familiar necesita algo más, convérselo con el equipo de salud pero medique usted a su familiar.

No olvide: 

  •  Informar si cree que hay disconfort o dolor, o si piensa que hay algún antecedente que olvidó reportar previamente.

  • Respetar las indicaciones que le brinde  el equipo de salud en cuanto a medidas para prevenir infecciones y contagios entre pacientes. Por ejemplo, lavado de manos antes y después de atender a su familiar, no tocar elementos de otros pacientes que puedan estar en la misma habitación.

  • No lleve ni ofrezca alimentos al paciente sin previa consulta a nutricionista o al equipo tratante de su familiar.

  • Su presencia puede ser muy útil y el visitar a su familiar tiene múltiples beneficios, para ello será clave que el equipo de salud lo apoye con indicaciones y la educación que usted requiera y a la vez que se favorezca el trato colaborativo y respetuoso por ambas partes.

  • Recuerde prepararse con tiempo para el alta de su familiar por lo cual lo invitamos A LEER AQUI ¿ Cómo prepararse para el alta de una persona mayo?, TIPS PARA FAMILIARES  

Se le ocurre alguna otra sugerencia? Puede dejarla más abajo en Comentarios.

 

Esta nota fue preparada por Marilú Budinich Villouta, Geriatra y Cofundadora de opcionmayor.com

También te puede interesar estos artículos: 

Dejar un comentario