8 ASPECTOS CLAVE PARA ADAPTAR UNA CASA PARA PERSONAS MAYORES

ADAPTAR UNA CASA PARA PERSONAS MAYORES

ADAPTAR UNA CASA PARA PERSONAS MAYORES

A medida que pasan los años, las condiciones físicas, funcionales y cognitivas van cambiando, y el hogar que fue pensado para una familia no siempre cumple con todos los aspectos necesarios para que las personas mayores puedan realizar todas las actividades de su vida diaria de la forma más cómoda y funcional posible.

En Chile, el 79,2% de las personas mayores son dueñas de sus propias casas (1). Muchas construcciones no fueron pensadas para todas las etapas de la vida y por tanto la accesibilidad no estaba en los planes. Escalones incómodos, baños con desniveles, paredes de tinas altas y muebles en altura que pueden causar riesgos de caídas. Esto se hace más importante si se considera que en el país 551.000 personas mayores viven solas, lo que obliga a tener planes de emergencia eficientes en caso de que ocurran accidentes domiciliarios.

En OpciónMayor buscamos asesorar a las personas mayores y su entorno de apoyo para que puedan sortear los problemas del día a día. Para eso armamos esta lista con 8 aspectos que debes considerar para adaptar tu hogar para una persona mayor.

(1) Encuesta Nacional Calidad de Vida en la Vejez 2019, Caja Los Andes, SENAMA, UC

(2)  CASEN en Pandemia, 2020

ADAPTAR UNA CASA PARA PERSONAS MAYORES: ACCESIBILIDAD

Las personas mayores tienen distintos niveles de movilidad. Al pasar los años se empieza a notar un descenso en la velocidad de los movimientos, en los tiempos de reacción y en los reflejos. Esto se acentúa con patologías como la Enfermedad de Parkinson, demencia, poca visión o por secuelas generadas por un accidente de vascular, que pueden disminuir  la capacidad de movimiento de las personas mayores.

Una de las primeras medidas que se deben realizar es marcar con huincha, ojalá reflectante, los desniveles que pueda haber en el hogar, incluyendo escalones y baldosas sueltas para minimizar el riesgo de caídas. Para personas mayores que tienen poca visibilidad se debe tener buena iluminación y contar con interruptores grandes y fáciles de prender. También se recomienda instalar elementos que identifiquen donde se encuentran vidrios, como calcamonías, y mantener una luz tenue que ilumine los pasillos y habitaciones durante la noche.

Para personas con movilidad reducida que requieran el uso de bastón o silla de ruedas, se recomienda instalar rampas en los escalones o desniveles que sean necesarios, siempre asegurándose de que los grados de inclinación sean los adecuados para que la silla no se deslice demasiado rápido y pueda entrar sin problemas en todas las puertas de la casa. 

En el caso de personas que cuenten con problemas cognitivos, como alguna demencia, puede haber una pérdida del reconocimiento y existir  problemas identificando las habitaciones del hogar, como dormitorios,   baños o cocina. En tales casos puede ser útil  instalar carteles explicativos de los distintos espacios de la casa en cada una de las entradas, con letra clara y grande o con fotos  que ayuden a la persona a orientarse. Cabe mencionar que estas no son soluciones estándar ya que cada persona con demencia es diferente, entonces en alguna resultarán unas estrategias y en otras no, pero lo relevante es atrevernos a explorar y que si una estrategia no funciona en un momento determinado no significa que no podamos encontrar otras soluciones.

ADAPTAR UNA CASA PARA PERSONAS MAYORES: SEGURIDAD

La seguridad en el hogar es un elemento clave para el bienestar e integridad de la persona mayor. Hay riesgos que pueden estar relacionados a aspectos del ambiente, como posibles caídas o accidentes domiciliarios, y otros por personas como puede ser el caso de quines buscan aprovecharse de la gente. Se deben tomar medidas para evitar al máximo cualquiera de los dos casos.

Las caídas son uno de los principales accidentes domiciliarios y corresponden al principal riesgo de accidentes de persona mayores. Algunos factores que aumentan el riesgo de tener una caída corresponden a dificultad para desplazarse y levantarse, así como también la presencia de disminución en la audición y/o vista.. Para evitar caídas se recomienda contar con calzado adecuado, de la talla correcta, firme al talón y con suela de goma. Además,  evitar que los suelos estén resbalosos, lo que muchas veces puede ser a causa de algún producto de limpieza que se esté utilizando, como la cera, y  por ende se recomienda suspender su uso.

Para ofrecer mayor seguridad se deben instalar detectores de humo y/o de monoxido de carbono en la cocina o donde haya estufas, además de contar con extintores cercanos a las áreas críticas. También se recomienda contar con botones de pánico, los cuales son entregados por algunos municipios para alertar a vecinos y a seguridad municipal de alguna emergencia. Acérquese al programa de adulto mayor de su comuna para informarse de los requerimientos y ver si puede ser beneficiario.

Mantener la casa de la persona mayor como una zona segura de la delincuencia es clave para su bienestar. Es muy importante estar atentos ante falsos encuestadores o personas sin identificación pidiendo ayuda.  Contar con alarmas comunitarias sirve para aumentar la percepción de seguridad, además de tener a mano el número de los vehículos de la guardia municipal en caso de emergencias.

EN CASO DE EMERGENCIAS

La pandemia fue un desafío para toda la población, pero a la vez en muchos lugares permitió fortalecer lazos con la gente que nos rodea para afrontar alguna emergencia. Los vecinos serán los primeros en llegar en caso de una urgencia, por lo que es importante mantener una buena relación con ellos. Se recomienda dejarles un listado de personas para contactar si ocurre alguna emergencia y, si se vive en un edificio, también es muy útil contar con el número de conserjería. También es recomendable dejar un repuesto de la llave del hogar con algún familiar, vecino o amigo de confianza que viva cerca, así podrán tenerlas disponible en caso de una urgencia.

Si te comunicas habitualmente, ya sea por teléfono o chat, con una persona mayor y esta no se ha reportado en 48 horas es muy importante ir a su hogar a ver qué pudo haber pasado, especialmente cuando haya olas de calor o sea época de enfermedades respiratorias agudas. Tenga en cuenta que hoy en día también existen empresas que realizan visitas, contacto y ayudas domiciliarias en caso de que la persona mayor lo necesite u ocurra una emergencia doméstica.

ADAPTACIONES PARA LA COCINA

Adaptar la cocina para que sea un lugar seguro para personas mayores es muy importante, pues existen numerosos riesgos asociados al uso del gas, lo que se puede acentuar en personas que sufren problemas de memoria, pues tienen mayor probabilidad de dejar la cocina o la tetera prendida.

Una alternativa para solucionar este problema es cambiar los quemadores a gas por dispositivos eléctricos. En el mercado existen cocinas de vitrocerámicas con sensores que se apagan cuando quedan ollas, sartenes o teteras a altas temperaturas por largos periodos de tiempo. Recomendamos esta opción debido a que es la más efectiva en relación precio-calidad-seguridad.

Por otra parte existen sensores para corte de automático de gas si se detecta un aumento del consumo de monoxido de carbono.

ADAPTACIONES PARA EL BAÑO

En el baño ocurren la mayoría de los accidentes domiciliarios, siendo las caídas las más frecuentes. Estas pueden ocurrir por la altura o lo resbaloso de la tina o por dar un mal paso al entrar al baño. Para solucionar esto se pueden instalar hendiduras para las tinas, antideslizantes en el suelo y barras de apoyo en las paredes. También se puede dejar una silla para bañarse sentado.

Dependiendo de la movilidad de la persona, se puede sacar la tina e instalar un receptáculo cuadrado para evitar subir tanto la pierna. Este cambio puede ser realizado por un contratista en 48 horas de ser necesario. Siempre asegúrese de que los materiales sean los adecuados.

Otro aspecto a considerar es el sistema de ventilación, sobre todo cuando el calefón está instalado dentro del baño. Se recomienda contar con ventanas amplias que permitan la circulación de aire y, en caso de que sea un espacio cerrado, mantener el ventilador operativo y las astas limpias, para que pueda funcionar de la mejor forma. Además de lo anterior es aconsejable contar con sensor de monóxido de carbono y eventualmente sistema de corte automático de gas.

LEVANTADAS NOCTURNAS

En caso de que la persona mayor tome medicamentos que causen somnolencia es importante estar atentos a las levantadas nocturnas, dejando luces prendidas, contando con barras de apoyo y en algunos casos supervisión directa. Por otro lado siempre es aconsejable ir al baño antes de acostarse para disminuir el riesgo de levantadas nocturnas, así como también limitar la ingesta de líquido despúes de las 18 hrs, privilegiando el consumo de este en la mañana y primera parte de la tarde.

RIESGOS “INVISIBLES”

Los riesgos “invisibles” son los elementos que existen en todas las casas que pueden significar un riesgo para las personas mayores, pero al no ser identificados como peligrosos no suelen tomarse en cuenta.

Las alfombras son uno de los principales ejemplos de estos elementos, pues muchas de ellas no están adheridas al piso, lo que puede provocar un tropiezo o una caída. Para solucionar este problema se recomienda evitarlar ( no tener alfombras  sueltas sobre el suelo) y en su defecto  utilizar huincha de doble contacto que pegue la alfombra al suelo, minimizando su deslizamiento.

Estar al tanto de todos los materiales que pueden generar combustión, como bencinas, parafinas, pastillas de cloro o cables en mal estado. Para prevenir incidentes de este tipo, te recomendamos revisar las medidas de seguridad de estos elementos y su almacenamiento. Recuerda revisar en bodegas y habitaciones que no sueles visitar habitualmente.

Las estufas, guateros y calentadores de cama son elementos que pueden generar quemaduras y accidentes si no están en buen estado o son manipulados de manera incorrecta. En la práctica clínica es habitual recibir a personas mayores que han perdido cierta sensibilidad en la piel con quemaduras producidas por estos elementos. En caso de que sean utilizados por ti o un familiar, siempre hay que revisar si están funcionando de manera adecuada para minimizar riesgos. Verificar estado de guateros tanto en la calidad de la goma como de sus sellos y llenarlos con agua tibia, nunca hirviendo. Por otra parte, prefiere productos eléctricos  que cuenten con un sistema de apagado automático cuando quedan prendidos por largos periodos de tiempo y evitalos siempre que exista riesgo de incontinencia aunque sea ocasional  y nunca exponer equipos eléctricos al contacto con agua.

Un alto número de personas mayores viven solas, por lo que el riesgo de atragantamiento existe de manera constante. Se recomienda instruir a la persona en la maniobra de Heimlich autoadministrada, además de contar con una guía que esté a la vista para que se pueda aplicar en caso de ser necesario.

Por último, los medicamentos vencidos y la comida en mal estado también representan un riesgo para la salud de las personas mayores. Se recomienda revisar constantemente las fechas de vencimiento de los productos en el hogar y tener en un lugar visible el número telefónico del Centro Toxicológico de la UC, el CITUC, que cuenta con un teléfono de respuesta rápida frente a intoxicaciones.

Recuerda guardar cada elemento de limpieza en su correspondiente envase ya que al utilizar envases de otros elementos o etiquetas se pueden producir confusiones y accidentes graves.

 

SERVICIOS DE ATENCIÓN MÉDICA

En caso de que la persona mayor tenga contratados servicios de atención médica, ya sean presenciales, de emergencias o remotos (a través del teléfono o virtuales), es muy importante instruirlos en su uso, su alcance y cobertura, pues en algunos casos podrían producirse cobros extras. Para evitar esto es fundamental que la persona conozca a fondo los servicios y su aplicabilidad.

También se debe enseñar y tener en algún lugar visible el ABC de las emergencias y sus respectivos números de teléfono: A de ambulancias y el 131, B de bomberos y el 132 y C de carabineros y el 133.

DISPOSITIVOS INTELIGENTES

La tecnología ha traído todo un abanico de productos que pueden ayudar al día a día de una persona mayor. Dispositivos como Alexa o Google Home tienen la capacidad de prender y apagar electrodomésticos y luces, como también pueden hacer listas, activar recordatorios para la ingesta de medicamentos y buscar el teléfono móvil dentro del hogar, además de otras funcionalidades que pueden resultar de gran ayuda para la vida diaria. Cabe recordar que estas soluciones deben ser individualizadas y por ende no basta con pensar que atoda persona le gustarán o serán de utilidad todas las funcionalidades. Si acompañamos la instalación de tecnologías con acompañamiento, orientación y/o una buena revisión de las instruccionesl a probabilidad de éxito será mucho más alta.

También existen alfombras que suenan al entrar y salir de la casa, las cuales pueden ser de gran utilidad en caso de personas con condiciones cognitivas como Demencia, evitando el riesgo de extravío. Existen llaveros inteligentes que funcionan con aplausos, facilitando el encontrar las llaves, interruptores digitales que se activan con comandos de voz y cámaras de seguridad que permiten monitorear a través del teléfono móvil a personas mayores que requieren cuidados cuando están solas en casa.

Este es un mercado nuevo, del cual hay mucho por explorar aún, pero las funcionalidades que actualmente ya existen son de gran beneficio para las personas mayores.

Nota prepararada  para opcionmayor por Psicóloga  María José Gálvez Pérez, Cofundadora de Consumidor Mayor. 

También te puede interesar estos artículos: